La respuesta de Endesa a nuestra pregunta en la Junta de Accionistas: balones fuera y menosprecio a los barrios que sufren cortes de luz a diario

El consejero delegado ha respondido con evasivas a los dos temas propuestos

En la lectura de la pregunta, se ha ignorado el nombre de los barrios afectados por los cortes

Barcelona, 30 de abril de 2021

Endesa ha despachado su Junta General Ordinaria de Accionistas 2021 en poco más de una hora y cuarto, en la cual ha sacado pecho de la gestión de la compañía durante el ejercicio del pasado año. En la parte final, el presidente y el consejero delegado han respondido a las preguntas de los accionistas, entre las cuales se han incluido las realizadas desde la Alianza contra la Pobreza Energética (APE) y la Fundación Finanzas Éticas. El formato del encuentro, exclusivamente telemático y sin posibilidad de intervenir a distancia, ha permitido que las preguntas fueran leídas directamente por la propia empresa, recortando algunas partes y obviando información importante. Así, por ejemplo, no ha mencionado a APE, a pesar de constar como coautoras de la pregunta.

En primer lugar, en relación a los cortes de suministro constantes que más de una decena de barrios están sufriendo por culpa de e-distribución (la distribuidora del grupo Endesa), el consejero delegado, José Bogas, ha evitado responder si eran conocedores específicamente de dicha situación. Además, en la pregunta remitida se listaba el conjunto de zonas afectadas, pero, en la lectura de la pregunta, el secretario ha obviado esta parte, en un claro menosprecio a todas las familias afectadas.

Por contra, Bogas ha asegurado que “la red está adecuadamente dimensionada para atender el consumo de los clientes” y que, ante cualquier incidencia, actúan para restablecer el servicio cumpliendo con los parámetros de calidad establecidos. El máximo responsable ejecutivo de Endesa ha acabado afirmando que el desarrollo de la red eléctrica es uno de los pilares de la compañía.

¿Qué pensarán sobre estas afirmaciones los centenares de familias que son víctimas de la dejadez de Endesa? Familias que sufren cortes a diario que no les permiten realizar una vida normal. Por mucho que le pese a Bogas, estos barrios existen y son Distrito Norte y Haza Grande (Granada), la Font de la Pólvora (Girona), la Chanca-Pescadería, el Puche, Piedras Redondas, los Almendros, Casco Viejo, Quemadero y Fuentecica (Almería), San Juan (Jaén), Sant Roc (Badalona), Su Eminencia, Polígono Sur, San Jerónimo, partes de Pino Montano, las Candelarias y Torreblanca (Sevilla), Torre Baró, la Trinitat Nova y el Raval (Barcelona) o el Culubret (Figueres). Seguiremos denunciando la situación hasta que la empresa asuma su responsabilidad y ninguna vecina sufra cortes de luz en su hogar.

En segundo lugar, en relación a la gestión del cobro de la deuda de familias vulnerabilizadas, el consejero delegado ha indicado que Endesa sigue la normativa vigente en lo que se refiere a la comunicación con los clientes y que disponen de una atención especializada para clientes vulnerables, pero admite que está dirigida a los ayuntamientos y no directamente a las propias familias, tal y como reclamamos. Además, Bogas ha remarcado que, a raíz de la pandemia, tienen una especial sensibilidad en la gestión de los impagos domésticos, afirmación que contrasta con los numerosos cortes que se han producido en las últimas semanas, muchos de ellos con informe de vulnerabilidad.

Por lo que respecta a la gestión de los cobros, a pesar de reconocer que Endesa actúa en muchas ocasiones a través de “colaboradores externos”, ha afirmado que los casos de acoso son “aislados”. En este sentido, Bogas ha indicado que la compañía dispone de un sistema de control, que obliga a las empresas de recobro a cumplir una estricta normativa ética. En caso de incumplimientos, Endesa teóricamente adopta medidas.

Una vez más, la realidad dista mucho de las afirmaciones de los responsables de la energética. En el caso de Yolanda, una vecina acosada por una subcontrata de Endesa cuyo caso se encuentra actualmente en los juzgados penales, nos consta que no se ha puesto fin a la colaboración con la empresa de recobros, DPS Consulting.

En conclusión, una vez más, la empresa ha respondido con evasivas y minimizando las vulneraciones de derechos denunciadas en su Junta de Accionistas. Sin embargo, los responsables de la empresa han tenido tiempo para compartir los resultados del último ejercicio, “excelentes” según su consejero delegado. Así, durante el 2020, Endesa obtuvo un resultado neto ordinario de 2.132 millones de euros, repartiendo una cantidad similar en dividendos a sus accionistas.

Mientras tanto, las familias afectadas por los cortes constantes siguen esperando una solución definitiva a sus problemas y muchas otras familias vulnerabilizadas continúan recibiendo el acoso de Endesa y sus colaboradores, exigiéndoles el pago de sus facturas atrasadas. Por todo ello, APE y la Fundación Finanzas Éticas seguiremos exigiendo un modelo energético más democrático, justo y sostenible y defendiendo los derechos fundamentales de las familias que sufren las prácticas de la compañía.