Asesoramientos colectivos

A través de la experiencia de la PAH, se ha demostrado que el asesoramiento colectivo es una herramienta transformadora e imprescindible, que ayuda a afrontar con mayores garantías una problemática que normalmente desborda, así como a perder el miedo, la vergüenza y el sentimiento de fracaso asociados al proceso.

Realizamos asesoramientos colectivos los miércoles cada quince días en el local de la FAVB:

  • Miércoles cada 15 días. (Encuentra en nuestro calendario las fechas de los próximos asesoramientos colectivos.)
  • A las 17h
  • Local FAVB, c/ Obradors 6-8 Barcelona. <M> L3 Drassanes

También podrás seguir el asesoramiento de manera online, si tienes problemas para venir o eres una persona de riesgo, en el siguiente enlace: https://meet.jit.si/AssessoramentAPE

Si accedéis a través del ordenador, únicamente tendréis que hacer clic en el enlace. Si lo hacéis a través del móvil, tendréis que descargar previamente la aplicación en Google Play Store (Android) o en la APP Store (iOS). Si tenéis cualquier problema para acceder, no dudéis en contactarnos.

¿Qué importancia tienen los asesoramientos colectivos?

En primer lugar, contribuyen a construir un espacio de confianza y reforzar el sentimiento de comunidad, así como a construir puentes de solidaridad entre la gente que se encuentra en situación de pobreza energética. Generar un espacio de confianza y comunidad se convierte, por lo tanto, en un requisito previo con el fin de empoderar a las personas, capacitarlas tanto técnica como emocionalmente, y poder elaborar estrategias a la hora de buscar soluciones reales.

En segundo lugar, este enfoque produce un efecto amplificador. El desahogo y el hecho de compartir colectivamente las experiencias permite socializar herramientas y conocimientos. De este modo, la persona ya no es un sujeto pasivo ni una víctima asistida por una persona experta, sino que se convierte en un sujeto activo transmisor de conocimientos que, con el tiempo, reúne las condiciones y las habilidades necesarias para asesorar a la vez a otras personas. Que las afectadas comprendan lo que les sucede, se corresponsabilicen de sus decisiones, conozcan sus derechos y aprendan a defenderlos, es uno de los objetivos del asesoramiento colectivo, ya que se entiende que una ciudadanía bien informada es una condición necesaria para una democracia saludable.

En tercer lugar, esta aproximación a los casos resulta más eficaz. Dada la legislación actual, los movimientos que se hagan desde los Servicios Sociales o desde las empresas suministradoras, dependen exclusivamente de «la predisposición y de la voluntad» de estas. Ante esta situación, de poco sirve un asesoramiento si no va acompañado de otras formas de presión. El seguimiento colectivo de los casos y las acciones de acompañamiento que tiene que pensar la asamblea serán uno de los mecanismos más eficaces para nivelar la relación de fuerzas desiguales que se dan entre las partes del conflicto. Del mismo modo, la denuncia pública a través de medios de comunicación y la imagen que se proyecta sobre las empresas y el gobierno en cuestión se convierte en otro elemento clave de la negociación entre empresas suministradoras y afectadas.