La APE, contra la criminalización de los barrios afectados por los cortes indiscriminados de Endesa

Ante la reunión convocada para hoy por el consejero Tremosa, reclamamos la participación activa de las entidades sociales

Es inaceptable que la Generalitat compre el relato de Endesa y vincule los cortes al cultivo de marihuana

Barcelona, 15 de enero de 2021

Los barrios y municipios afectados en toda Catalunya por los cortes indiscriminados de Endesa se han multiplicado exponencialmente desde principios de año y han convertido la problemática en una cuestión de país, lo que ha obligado a la Generalitat, a través del Departamento de Empresa y Conocimiento, a implicarse con el fin de encontrar una solución. Según hemos podido saber, el propio consejero Ramon Tremosa ha convocado un encuentro con Administraciones para esta misma tarde con el fin de tratar la grave situación actual, una reunión a la que desde la Alianza contra la Pobreza Energética (APE) reclamamos poder participar de forma activa.

La APE llevamos denunciando esta situación desde hace dos años, cuando conocimos el caso del barrio de la Mina, en Sant Adrià de Besòs, que sufrió durante mucho tiempo estos cortes, con carácter casi diario. Desde entonces, hemos colaborado con más barrios afectados, como son la Font de la Pólvora en Girona, Sant Roc en Badalona, o el Culubret en Figueres. De esta forma, el pasado 24 de diciembre convocamos una rueda de prensa frente a la sede central de Endesa en Barcelona para denunciar las graves vulneraciones de derechos que se estaban produciendo y en la que participaron la alcaldesa de Figueres, Agnès Lladó, y la Plataforma Sant Roc Som Badalona.

Por este motivo, es imprescindible que desde el Departamento de Empresa se nos convoque a la reunión y se permita la participación activa de las entidades que llevamos tiempo trabajando la cuestión. Hasta ahora, la actuación de la conselleria no ha estado a la altura y ha consistido en comprar el 100% el relato de Endesa, que vincula los cortes exclusivamente a las supuestas conexiones irregulares que derivan de plantaciones de marihuana. Ayer, por ejemplo, la Generalitat, a través del Departamento de Interior, publicó una deplorable nota de prensa en la que el director general de Energía, Seguridad Industrial y Seguridad Minera, Manel Torrent, señalaba «el fraude eléctrico en general como una de las causas de los problemas en la calidad del suministro eléctrico», sin hacer ningún tipo de mención al estado de las redes de distribución propiedad de Endesa.

Desde la APE creemos que afirmaciones como esta, que sitúan toda la responsabilidad sobre las vecinas y, por tanto, no ponen el foco sobre la compañía, sirven para criminalizar a los barrios afectados y son impropias de un gobierno que teóricamente debería defender los derechos básicos de la ciudadanía, como es el acceso a los suministros. Además, durante estas últimas semanas, en las que ha habido un aumento considerable del consumo eléctrico doméstico por culpa del frío, hemos podido ver cómo la problemática se ha generalizado en todo el territorio catalán, invalidando la excusa de los cultivos de cannabis como la principal causa.

Según los datos hechos públicos ayer, hasta 390.000 personas de 29 municipios diferentes podrían ser víctimas de los cortes continuos de Endesa, una cifra que representa el 5% de la población catalana. Ante esta realidad, vincular los cortes a las plantaciones es una broma de mal gusto. Por ello, reclamamos que el Departamento de Empresa y Conocimiento y el consejero Tremosa tomen la iniciativa y exijan soluciones inmediatas a Endesa, sin olvidar los cambios estructurales que la actual red de distribución en muchos barrios de Cataluña ‒totalmente obsoleta‒ necesita.

El primer paso comienza por la participación de entidades sociales como la APE en la reunión de esta tarde. En un momento como este, es necesaria la máxima transparencia y la colaboración de Administraciones y sociedad civil a fin de buscar soluciones para una problemática que, no solo afecta a Catalunya, sino a muchos otros barrios del Estado. Es la hora de dejarle claro a Endesa: ¡basta de cortes en nuestros barrios!

¡NI SED, NI FRÍO, NI OSCURIDAD!