Asesoramiento 10 de enero de 2024

Nuevo año y nuevos retos para afrontar la pobreza energética. Nos reencontramos en la FAVB para un nuevo asesoramiento colectivo

El primer caso es el de Blanca de Barcelona, que nos explica que tiene contrato de electricidad y ha realizado los trámites para el bono social, pero que igualmente le ha llegado una factura muy elevada. Revisamos la documentación y nos damos cuenta de que la factura no tiene aplicado el descuento del bono social. A su vez, la fecha de la factura es anterior a la resolución del bono social. Le comentamos que en la próxima factura sí se verá reflejado el descuento.

El siguiente en exponer su caso es José de Hospitalet de Llobregat, que tiene bono social aplicado a la factura eléctrica, pero quiere saber cómo pagar menos en la factura del gas, porque le ha llegado una excesivamente alta. Le comentamos que existe el bono social térmico asociado al bono social eléctrico y que se trata de un ingreso de una cuantía determinada una vez al año. También destacamos la importancia de tener el contacto con una comercializadora de referencia (mercado regulado) y que las lecturas sean reales para que siempre paguemos según nuestro consumo y que no haya meses con sobrecostes. Al no llevar las facturas, nos emplazamos al siguiente asesoramiento para comprobarlo.

El caso de Pau es el siguiente: vive en un bloque ocupado en Vilanova y la Geltrú en el que les han cortado el agua y la compañía reclama compensación por estar pinchados. Están negociando el Ayuntamiento y la compañía y tienen miedo de que les reclamen a las personas que viven ahí. Le comentamos que sería legal que reclamaran esa cantidad, pero que se puede intentar alegar que ahí viven familias vulnerables y que, por tanto, se condone esa cantidad o que sea la mínima.

Jamila de Hospitalet de Llobregat ya ha venido varias veces y esta vez nos comparte que ha recibido la factura del alquiler del contador del agua y que ha hecho los trámites para pedir su condonación. Recordemos que su caso estaba relacionado con acoso telefónico por parte de una empresa de recobro que trabaja para Endesa y que después de entrar una reclamación en el Síndic de Greuges, ya no recibía estas llamadas.

El último caso del asesoramiento de hoy es el de Gina de Badalona, que lleva 4 meses sin suministros. Ha realizado los trámites para pedir un contador eléctrico y está a la espera de que se lo instalen. Por lo que respecta al agua, ha intentado pedir el Informe de Riesgo de Exclusión Residencial (IRER) y desde Servicios Sociales del Ayuntamiento le han dicho que con el pasaporte no se lo tramitan. Recordemos que este informe es necesario para poder solicitar el contador social de agua siguiendo los pasos de nuestra web. Le recomendamos entrar por instancia la solicitud del IRER y una vez reciba respuesta negativa por escrito, hacer una reclamación al Síndic de Greuges.

Por hoy no tenemos más casos. Quedamos en encontrarnos de nuevo dentro de 14 días en el mismo sitio.