Asesoramiento 10 de junio de 2020

Los asesoramientos online son diferentes de los presenciales, el contacto con las personas, poder mirar directamente las facturas de suministros dificulta nuestra labor, pero ya nos estamos acostumbrando, ya es el tercero en este tiempo de obligada virtualidad

Como en las ocasiones anteriores, los primeros minutos esperamos mientras todo el mundo se va conectando, y a medida que lo van haciendo les damos la bienvenida y explicamos la dinámica del asesoramiento, así como aspectos técnicos del programa de la videollamada. Intentamos crear calor -aunque hacerlo por Internet nos lo pone difícil-, para que nadie se sienta cohibido al exponer su caso. A continuación, los puntos recurrentes de cómo nace la APE, quién la conforma, qué objetivos tiene; y le damos importancia a las informaciones prácticas más recientes debido al contexto actual, y aquellas que siguen vigentes y que vienen de antes. Pasado este tiempo de introducción, hemos empezado con los casos.

El primero nos lo ha expuesto Alma, que colabora en un centro social para personas mayores que se encuentra en un espacio recuperado en el centro de Barcelona, que en este momento no cuentan con el suministro de agua y deben ir a la fuente a buscarla. Aconsejamos que contacten con el Punto de Asesoramiento Energético (PAE) de Ciutat Vella para conseguir un contador social, como ya hemos conseguido otras veces en Barcelona, con la dificultad de este caso que se trata de un centro social y no de un particular. Nosotras también contactaremos con el PAE para poder agilizar el proceso.

Saida nos ha hablado del caso de una familia extranjera: una madre con dos hijos pequeños que se encuentran en un piso recuperado de un banco en el barrio de Bonavista en Tarragona. Esta familia hace 8 días que sufrió un corte de agua y de electricidad. El paso más urgente que le hemos recomendado a la familia es ir a Servicios Sociales a informar de los cortes, tal vez desde allí se consiga el restablecimiento de los suministros. También que obtengan el padrón y el informe de exclusión residencial, que son los documentos con los que la empresa suministradora de agua puede instalar un contador social. En casos similares, lo hemos conseguido en otros municipios, así que en Tarragona también tendrá que ser así. El tema del corte de electricidad es más complejo y todavía no existe un protocolo establecido al respecto.

El siguiente caso es el de Azahara, que teniendo el piso de alquiler y los suministros a nombre de su marido, se encuentra con que después de la muerte de él, la llaman acosándola para que renueve los descuentos que tenía anteriormente. Le hemos dado diferentes opciones, desde bloquear el número, grabar la llamada y decir explícitamente que no tienen su consentimiento para hacerle estas ofertas y que la borren de su base de datos comerciales, hasta que finalmente y llegado el momento, decirles que los denunciará.

Fanny nos ha traído el caso de una familia de Segur de Calafell, provincia de Tarragona, que fue víctima de un alquiler falso y actualmente, en situación de vivienda recuperada, les han cortado el agua. Disponen del padrón y del informe de exclusión residencial. Desde APE la animamos a presionar a través de Servicios Sociales para que la compañía de agua siga el protocolo de instalación de contador solidario, y le proporcionamos un documento tipo para estos casos.

El siguiente caso es el de Fran, que dispone de informe de exclusión residencial; tiene una deuda con la suministradora y tiene miedo de que le puedan cortar el suministro. Le hemos recordado que con la Ley 24/2015, los cortes de suministros a personas debidamente acreditadas como vulnerables son ilegales, y que puede estar tranquilo.

También nos ha hablado de un caso de una mujer víctima de violencia machista, que pagaba valores demasiado desorbitados en las facturas. Le hemos recomendado que se asegure de cumplir con las disposiciones necesarias para acceder al bono social y las tarifas sociales de todos los suministros. Además, hemos recalcado que ser víctima de violencia machista es uno de los condicionantes para acceder al bono social.

Clara nos ha expuesto su caso. Vivía en un piso de donde la desahuciaron pero no ha podido dar de baja los suministros, y se le ha acumulado una deuda de hasta 1600 euros. Además, en la vivienda donde vive ahora en Vila-seca (Tarragona) le llegan facturas por un valor muy elevado y no las puede pagar. Se encuentra con que su marido es dependiente pero que no recibe el informe correspondiente por parte de Servicios Sociales. Hemos creído que hay que insistir con la compañía para dar de baja los suministros de la vivienda anterior, y si por teléfono no se consigue, dejar pruebas por escrito, por ejemplo enviando un correo aludiendo que por teléfono no se lo han querido hacer. En el caso de la vivienda actual, le hemos dicho que haga lo posible por pasarse al mercado regulado..

Y hasta aquí el asesoramiento de esta semana. Estad atentas a nuestras redes sociales para poder participar en el siguiente. ¡Juntas somos más fuertes!