Martes, 19 Noviembre

La compañía las había denunciado por una acción en sus oficinas donde se pedía la condonación de la deuda de familias vulnerables.

Las tres activistas del colectivo, incluida su portavoz, han sido finalmente absueltas de los delitos por los cuales Aigües de Barcelona (Agbar) las denunció. Después de más de un año de lucha, el magistrado del Juzgado de Instrucción nº 30 de Barcelona ha decidido poner fin al procedimiento por prescripción de los delitos atribuidos, dado que el caso llevaba paralizado desde marzo de 2018 a causa de un proceso de mediación sin resultados.

Hay que recordar en este sentido que la denuncia de Agbar tiene su origen en febrero de 2018, cuando la APE realizó una acción de denuncia durante más de ocho horas en las oficinas comerciales de la compañía en Barcelona. En la misma se exigía que Aigües de Barcelona condonara la deuda que las familias en situación de vulnerabilidad habían acumulado antes de la puesta en marcha del Fondo de Solidaridad, el mecanismo de descuentos en las facturas para estos colectivos. Recordamos, por ejemplo, que algunas familias tenían una deuda pendiente que rondaba los 1.000 euros y seguían recibiendo de forma periódica cartas en sus domicilios con el recordatorio del impago.

El mismo día de la acción, los responsables de la compañía aseguraron que lo que se estaba reclamando era imposible de llevar a cabo; pero al cabo de dos semanas, miles de familias vulnerables de Barcelona y cercanías recibieron una carta donde se les informaba que su deuda relativa a la parte de consumo (el apartado más importante) había sido condonada por Aigües de Barcelona, demostrando una vez más que las acciones de desobediencia civil son a menudo palanca de cambio ante los intereses de las grandes multinacionales.

Sin embargo, Agbar decidió denunciar a tres de las activistas que participaron en la acción que acabamos de explicar y se marcó el 16 de mayo de 2018 como fecha de celebración del juicio. Es en este momento cuando la APE decidimos emprender una campaña de denuncia contra la represión de Agbar hacia la ciudadanía organizada (#EncausadesPerAgbar), que contó con la adhesión de más de un centenar de entidades y colectivos de todo el planeta y culminó en una rueda de prensa multitudinaria ante las mismas oficinas que se habían ocupado pacíficamente el mes de febrero.

Ante este escenario, Agbar dio marcha atrás y propuso un proceso de mediación, hecho que hizo suspender el procedimiento judicial de forma temporal. La mediación, dirigida por la Decana del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona, Maria Eugènia Gay, contó con varias reuniones que mostraron las posiciones totalmente opuestas de las dos partes y, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, las responsables de Aigües de Barcelona optaron por dejar morir el caso y no solicitar al Juzgado la reactivación del procedimiento.

Por lo tanto, un año y medio más tarde, podemos decir que la acción de febrero de 2018 ha acabado de la mejor manera posible: con la condonación de la deuda de miles de familias vulnerables y con la absolución de las activistas encausadas. Somos conscientes de que este triunfo no hubiera sido posible sin el apoyo del más de un centenar de entidades que antes hemos comentado. Por eso, queremos agradecer la colaboración de centenares de organizaciones que nos apoyaron en su momento, esta victoria es de todas. Desde la calle, le hemos demostrado una vez más a Agbar que seguiremos defendiendo los derechos de la ciudadanía sin miedo a su represión. Por otro lado, tenemos claro que esta situación no la hubiéramos vivido si la gestión del agua en el área metropolitana fuera pública y democrática, y por eso continuaremos trabajando para conseguir la municipalización del servicio.

¡NI SED, NI FRÍO, NI OSCURIDAD!

Youtube

Loading Player...

Agenda

Noviembre 2019
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30