Lunes, 09 Diciembre

La compañía las había denunciado por una acción en sus oficinas donde se pedía la condonación de la deuda de familias vulnerables.

Las tres activistas del colectivo, incluida su portavoz, han sido finalmente absueltas de los delitos por los cuales Aigües de Barcelona (Agbar) las denunció. Después de más de un año de lucha, el magistrado del Juzgado de Instrucción nº 30 de Barcelona ha decidido poner fin al procedimiento por prescripción de los delitos atribuidos, dado que el caso llevaba paralizado desde marzo de 2018 a causa de un proceso de mediación sin resultados.

Hay que recordar en este sentido que la denuncia de Agbar tiene su origen en febrero de 2018, cuando la APE realizó una acción de denuncia durante más de ocho horas en las oficinas comerciales de la compañía en Barcelona. En la misma se exigía que Aigües de Barcelona condonara la deuda que las familias en situación de vulnerabilidad habían acumulado antes de la puesta en marcha del Fondo de Solidaridad, el mecanismo de descuentos en las facturas para estos colectivos. Recordamos, por ejemplo, que algunas familias tenían una deuda pendiente que rondaba los 1.000 euros y seguían recibiendo de forma periódica cartas en sus domicilios con el recordatorio del impago.

El mismo día de la acción, los responsables de la compañía aseguraron que lo que se estaba reclamando era imposible de llevar a cabo; pero al cabo de dos semanas, miles de familias vulnerables de Barcelona y cercanías recibieron una carta donde se les informaba que su deuda relativa a la parte de consumo (el apartado más importante) había sido condonada por Aigües de Barcelona, demostrando una vez más que las acciones de desobediencia civil son a menudo palanca de cambio ante los intereses de las grandes multinacionales.

Sin embargo, Agbar decidió denunciar a tres de las activistas que participaron en la acción que acabamos de explicar y se marcó el 16 de mayo de 2018 como fecha de celebración del juicio. Es en este momento cuando la APE decidimos emprender una campaña de denuncia contra la represión de Agbar hacia la ciudadanía organizada (#EncausadesPerAgbar), que contó con la adhesión de más de un centenar de entidades y colectivos de todo el planeta y culminó en una rueda de prensa multitudinaria ante las mismas oficinas que se habían ocupado pacíficamente el mes de febrero.

Ante este escenario, Agbar dio marcha atrás y propuso un proceso de mediación, hecho que hizo suspender el procedimiento judicial de forma temporal. La mediación, dirigida por la Decana del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona, Maria Eugènia Gay, contó con varias reuniones que mostraron las posiciones totalmente opuestas de las dos partes y, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, las responsables de Aigües de Barcelona optaron por dejar morir el caso y no solicitar al Juzgado la reactivación del procedimiento.

Por lo tanto, un año y medio más tarde, podemos decir que la acción de febrero de 2018 ha acabado de la mejor manera posible: con la condonación de la deuda de miles de familias vulnerables y con la absolución de las activistas encausadas. Somos conscientes de que este triunfo no hubiera sido posible sin el apoyo del más de un centenar de entidades que antes hemos comentado. Por eso, queremos agradecer la colaboración de centenares de organizaciones que nos apoyaron en su momento, esta victoria es de todas. Desde la calle, le hemos demostrado una vez más a Agbar que seguiremos defendiendo los derechos de la ciudadanía sin miedo a su represión. Por otro lado, tenemos claro que esta situación no la hubiéramos vivido si la gestión del agua en el área metropolitana fuera pública y democrática, y por eso continuaremos trabajando para conseguir la municipalización del servicio.

¡NI SED, NI FRÍO, NI OSCURIDAD!

Hoy, miércoles 23 de octubre, a la APE hay muchas caras desconocidas. Nos acompañan diferentes personas de entidades europeas relacionadas con la pobreza energética para conocer qué hacemos en la APE. Así pues, como siempre, empezamos explicando quienes somos, de donde salimos y, antes de empezar caso por caso, se explican los pasos genéricos que se necesitan hacer en caso de sufrir pobreza energética. A las voces de las compañeras, resuena como un eco la voz del traductor simultáneo que con una admirable rapidez va traduciendo. Al principio desconcierta y vamos buscando el equilibrio para que este eco no distraiga el ritmo del asesoramiento. Empezamos.

El primero en hablar, es Ruperto de Barcelona, ​​primera vez que viene a la APE. Viven una pareja y su hijo y se encuentran con unas facturas de gas, luz y agua excesivamente elevadas si añadimos que están todo el día trabajando en un bar y que, por lo tanto, no gastan demasiado suministros. En cuanto al agua parece que tenga una avería así que se le aconseja que le mire un fontanero y que con la factura que demuestra la avería, lo lleve a Agbar para que le devuelvan el dinero de las facturas con avería. Respecto luz y gas se les recomienda que se pasen del mercado libre al regular para tener la tarifa más económica y, en caso de la luz, que también se pasen a la discriminación horaria, que reduzcan la potencia a 3'4 y que miren si son beneficiarios del bono social. Por último, se les aconseja que pidan si son beneficiarios del informe de exclusión residencial, la pareja muestra su indignación que están todo el día trabajando y que no tienen tiempo. Se la invita a que vengan el próximo asesoramiento para poder hacer un seguimiento.

Seguimos con Dora de Hospitalet que, al igual que el último asesoramiento, espera que desde la APE hagamos un acompañamiento para resolver sus problemas con las facturas. Cuesta hacer el asesoramiento allí porque se piden cosas complicadas y tanto ella como su marido son muy grandes y se les viene grande todo lo que tienen que hacer. Ella, con más de 70 años y su pareja, con 86, claman que no perderán las fuerzas para tener justicia y poder vivir bien. Dan las gracias a todos por la paciencia en su caso y se disculpan por no entenderlo todo, pero ella quiere respeto y dignidad para todos. Palabras que en el asesoramiento se acogen con fuertes aplausos.

Delia de Barcelona presenta un caso de Naturgy que sorprende entre las presentes porque le ponen trabas para un trámite que desde la APE ya se creía superado. Delia se encuentra que desde febrero está en una nueva vivienda de la que se quería hacer titular de los suministros. Ella tiene el informe de exclusión residencial y está tramitando la gestión de los suministros a través del PAE. Se encontró que Naturgy no le dejaba poner los suministros a su nombre porque tiene una deuda anterior. Así pues, Deli puso como titular a su hijo, pero él no tiene el informe de exclusión residencial así que se encuentran en una situación de inseguridad energética. Desde el APE ya se había superado que Naturgy no se puede negar a poner como titular una persona vulnerabilizada que pueda tener una deuda anterior. Por lo tanto, se le transmite la seguridad de que puede ir tanto al PAE como a la misma Naturgy (donde ella se sienta más segura) para exigir que la pongan como titular.

Continúa Víctor de Santa Coloma; Aldro, empresa comercializadora de gas, la ha llevado a juicio por una deuda de 329 €. Víctor tiene el informe de exclusión residencial y, junto con la APE, ha presentado un recurso a la acusación.

Llega Ingrid de Hospitalet y, al ser la primera vez que viene, se prioriza su caso. Se encuentra ocupando con su hija de 6 años y quiere darse de alta del suministro. Se le aconseja que se actualice el informe de exclusión residencial que en Hospitalet se exige que debe ser cada tres meses. Para darse de alta debe conseguir que sólo le pidan la cuenta bancaria y el boletín azul.

Carmen de Barcelona explica que con el PAE ya ha pedido el bono social, está angustiada porque con el certificado de retenciones de Hacienda se ha encontrado con unas retenciones que no esperaba que se deben a su precariedad laboral y está agobiada. Desde el APE sus compañeras la animan y tranquilizan.

Finalmente,       Nelly de Barcelona explica que ya ha pedido el bono social en el PAE. Está contenta y, sobre todo, porque es un gran paso respecto al último asesoramiento, donde estaba bastante perdida con todo el lenguaje administrativo.

Nos encontramos que muchas son personas migradas que no entienden las facturas que les llega ni qué derechos tienen porque, evidentemente, deben asimilar muchas cosas y entender cómo funciona la administración y conseguir que Naturgy o Endesa no les cuelen las tarifas más caras. Acabamos el asesoramiento y, el traductor descansa, las personas europeas marchan comentando lo que han visto y las compañeras del APE también se quedan haciendo observaciones del asesoramiento.

 

 

Davant de la convocatòria de vaga general, ens sumem a la resta de col·lectius que veuen amb preocupació el contingut de la sentència del Tribunal Suprem

Barcelona, 18 d’octubre de 2019

Davant la vaga general convocada en resposta a la sentència del Tribunal Suprem del passat dilluns, l’Aliança contra la Pobresa Energètica (APE), un moviment social compromès amb els drets econòmics i socials, però també civils i polítics de la ciutadania, fem pública la nostra posició al respecte i animem a tothom a participar de les diferents mobilitzacions que tinguin com a objectiu denunciar qualsevol possible limitació de drets fonamentals.

Tal com ja vam avançar el mateix dia per xarxes socials, la sentència feta pública a principis d’aquesta setmana no només és desproporcionada sinó que estableix un precedent terriblement perillós davant de futures accions de protesta. En la resolució, malgrat es reconeix que no han existit episodis de violència generalitzada o instrumental en els fets jutjats, el Tribunal entén que la desobediència civil no-violenta pot ser equiparable a un alçament quan prova de dificultar o impedir el compliment de resolucions judicials o lleis i, per tant, la considera susceptible de ser emmarcada dins del delicte de sedició (amb penes de presó d’entre 4 i 15 anys).

Aquesta criminalització de la protesta i específicament de la desobediència civil és una línia vermella que transcendeix qualsevol ideologia o identificació política. Per tant, malgrat que el nostre àmbit d’actuació pot semblar llunyà, estem profundament preocupades amb el que entenem un pas més en una deriva regressiva i limitadora de drets que va iniciar-se amb l’aprovació fa quatre anys de la llei mordassa i la reforma del Codi penal. La desobediència civil és i ha estat una pràctica transformadora i que compta amb un ampli consens social: des de les mobilitzacions contra la segregació racial a les lluites veïnals per accedir a l’aigua potable o el transport.

L’APE portem més de cinc anys defensant els drets fonamentals de la ciutadana en matèria d’accés als subministraments bàsics, especialment els de les famílies en situació de vulnerabilitat. Al llarg d’aquest temps, hem utilitzat diferents vies per defensar aquests drets. Principalment, hem confiat en l’ajuda mútua, la solidaritat i l’empoderament ciutadà com a eines que porten, no només a exigir, sinó a exercir aquests drets d’una forma directa.

A pesar d’aquest empoderament, constatem que ens trobem en una societat i en un sistema terriblement desiguals i que malgrat tots els esforços, en algunes ocasions les accions de desobediència civil són l’única via per aconseguir transformar la realitat que ens envolta i salvaguardar els drets bàsics de les nostres conciutadanes. Les grans corporacions de l’oligopoli compten amb recursos infinitament superiors als nostres, ja sigui pel que fa a la publicitat en grans mitjans o la influència que poden exercir en la classe política o en aquests mateixos mitjans de comunicació i en l’opinió pública. D’aquesta forma, la desobediència civil és precisament el mecanisme més efectiu per intentar equilibrar aquesta disparitat de poder. La criminalització d’aquest tipus d’accions pretén desmobilitzar la ciutadania i generar por, i té com a principal efecte que aquestes desigualtats siguin encara més evidents.

Per tot això, tal i com han fet altres col·lectius i entitats, ens sumem en la denúncia del que entenem una greu vulneració de drets fonamentals, com són els de manifestació i llibertat d’expressió, i rebutgem qualsevol iniciativa que tingui com a fi criminalitzar la protesta pacífica i no-violenta.  L’APE sempre ens situarem al costat de la ciutadania quan aquests drets estiguin en perill.

NI SET, NI FRED NI FOSCOR!

Barcelona, 8 y 9 de noviembre

Descarga el dossier de prensa aquí.

 FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

La pobreza energética es una de las principales consecuencias del modelo energético actual. Tanto en el Sur como en el Norte global, este modelo parte de un sistema extractivista que sigue perpetuando la impunidad frente al despojo de los pueblos. Pese a la actual emergencia climática, la energía sigue siendo controlada e intercambiada como un bien privado por unos pocos. El oligopolio energético sigue generando, por un lado, enormes beneficios económicos para las multinacionales y, por otro, excluyendo y afectando gravemente a una gran parte de la población y a todas las formas de reproducción de la vida. Así, por ejemplo, aún hoy en día, en el estado español miles de familias no pueden asumir el pago de los suministros básicos o no pueden mantener su casa a una temperatura adecuada. Mientras tanto, empresas del oligopolio como Endesa amenazan con cortar la luz a familias si no pagan.

Los días 8 y 9 de noviembre de 2019 Enginyeria sense Fronteres (ESF)  junto con la Alianza contra la Pobreza Energética (APE), Plataforma por un Nuevo Modelo Energético (Px1NME), Trantsizio Energetikoa eta Demokrazia (Tradener), Red de Mujeres por una Transición Energética Ecofeminista y Fundación Rosa-Luxemburg,  convocan en Barcelona un encuentro con organizaciones de lucha contra la pobreza energética ubicadas tanto del Sur como del Norte global que cuestionan y resisten a las políticas energéticas actuales y que trabajan por transformarlas. Partiendo del panorama energético actual, conoceremos el contexto que se vive en países como Bolivia, México, Argentina y Guatemala, así como las luchas de las mujeres y pueblos campesinos e indígenas que reivindican el acceso a la energía. También debatiremos con organizaciones y movimientos de Grecia, Portugal, Reino Unido, Francia y Bélgica, las prácticas de resistencia y reivindicación de la energía como derecho humano, así como las estrategias para luchar contra el oligopolio.

Este encuentro busca conocer y debatir las diversas propuestas locales e internacionales que caminan hacia la transición energética democrática, justa y ecofeminista, así como consensuar estrategias y líneas básicas para erradicar la pobreza energética en el Estado español.

 

¡Reserva la fecha, inscríbete y difunde!

 

 FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

 

PROGRAMA

 

Viernes 8 de noviembre 

 

18:00h – 18:30h Apertura de las jornadas y bienvenida

Enginyeria Sense Fronteres y Fundación Rosa Luxemburg

BLOQUE I. Modelo energético en el Sur y el Norte Global

18:30h – 21:00h Mesa inaugural. La pobreza energética en un contexto de emergencia climática global y hacia una transición energética justa

 

  • Sam Mason. Trade Unions for Energy Democracy – TUED (Estados Unidos)
  • Guillaume Durivaux. European Public Service Union – EPSU (Bélgica)
  • Juan Carlos Flores. Red Nacional de Resistencia civil (México)
  • Paca Blanco. Red de mujeres por una transición energética ecofeminista (estado español)
  • Maria Campuzano. Alianza contra la Pobreza Energética – APE (Cataluña)

 

Sábado 9 de noviembre

BLOQUE II. Dificultades, amenazas y oportunidades del modelo energético actual

10:00h – 10:15h Presentación: resumen del día anterior y presentación del programa

Plataforma por un Nuevo Modelo Energético (Px1NME)

10:15h – 12:00h  Mesa. Iniciativas que transforman el modelo energético actual

  • Elizabeth Peredo (Bolivia)
  • Xarxa per la Sobirania Energètica – Xse (Cataluña)
  • James Angel. Switched On London (Reino Unido)
  • Trantsizio Energetikoa eta Demokrazia – Tradener (País Vasco)
  • Rosa Fraga. Plataforma por un Nuevo Modelo Energético – Px1NME (estado español)

12:00h – 12:15h  Pausa café

12:15h – 14:00 Mesa. Leyes y normativas como herramientas para garantizar derechos ante las situaciones pobreza energética 

  • Valérie Gonçalvès. Droit à l’énergie- SOS Future (Francia)
  • Grupo promotor Ley 24/2015 (Cataluña)
  • Clémence Hutin. Right to energy coalition (Bélgica)
  • Mafalda Sousa. Zero (Portugal)

BLOQUE III. Aprendizajes de empoderamiento energético desde la base y el cuidado de la vida. Presentación de las experiencias 

 16:00h – 18:00h Mesa. Afectad@s por el modelo energético: el paso al empoderamiento y a la acción

  • Stefan Goemaere. Samenlevingsopbouw (Bélgica)
  • Gianluca Cavallaro-Ng. Fuel poverty action (Reino Unido)
  • Tonia Katerini. Stop Auctions (Grecia)
  • Luis Fazendeiro. Climáximo (Portugal)
  • Thelma Cabrera. Comité de Desarrollo Campesino – CODECA (Guatemala)
  • Bettina Cruz. Red Nacional de Resistencia Civil (México)

18:00h – 18:15h  Pausa café

18:15h – 19:00h Debate. ¿Qué modelo(s) energético(s) necesitamos para garantizar el derecho a la energía en el Norte y el Sur global?

19:00h – 19:30h Cierre de las jornadas

Organizaciones convocantes

 

Página 1 de 36

Youtube

Loading Player...

Agenda

Diciembre 2019
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31