Logo APE_blanc_header

Endesa y Gas Natural Fenosa subcontratan empresas y despachos de abogados que asedian familias vulnerables para conseguir el cobro de sus deudas

WhatsApp Image 2018-04-18 at 10.22.44

La APE presenta una denuncia ante el Síndic de Greuges y la Agencia Catalana del Consumo para denunciar las malas praxis de estas compañias

Barcelona, 19 de abril de 2018

La Alianza contra la Pobreza Energética (APE) hemos hecho hoy una acción para denunciar las prácticas acosadoras de muchas empresas de recobros y despachos de abogados que son subcontratadas, por las principales compañías suministradoras, para reclamar las deudas de las familias que no pueden hacer frente al pago de las facturas. Estas empresas utilizan en muchas ocasiones, mecanismos de presión sin ningún tipo de ética, que afectan especialmente a personas y familias en situación de vulnerabilidad.

La acción ha consistido en un desfile festivo por las calles del centro de Barcelona, que ha pasado por dos de las empresas suministradoras implicadas (Endesa y Gas Natural Fenosa) que más utilizan este tipo de servicios. La acción ha acabado en la oficina del Síndic de Greuges de Cataluña, donde algunas de las afectadas, que forman parte de la APE, han podido presentar las correspondientes denuncias. Hay que advertir que, en el marco de la acción, ya se presentó la semana pasada una reclamación ante la Agencia Catalana del Consumo para exponer esta vulneración de derechos fundamentales.

Desde la entrada en vigor de la Ley 24/2015, hemos vivido un periodo en el cual se han evitado más de 40.000 cortes de agua, luz y gas por impago, según datos oficiales. Aun así, las Administraciones no han sido capaces de firmar convenios, con las compañías suministradoras, para resolver la cuestión de las deudas acumuladas de aquellas personas sin los recursos necesarios. Unas deudas que tendrían que ser asumidas por las mismas empresas suministradoras con los beneficios que generan gracias a la gestión de estos servicios.

En este contexto, algunas compañías han externalizado la reclamación de estas deudas a empresas que contactan con las personas afectadas por diferentes vías, sin importarles que se encuentren en situación de vulnerabilidad, y las asedian con múltiples llamadas, cartas e incluso mensajes de texto. Estas prácticas generan a muchas familias una situación de angustia y sufrimiento psicológico que hoy queremos denunciar.

En la APE contamos, por ejemplo, con el caso de Encarna que ha recibido hasta 138 llamadas, en un espacio de tiempo de tres meses, del despacho Medina Cuadros y Asociados, para reclamarle una deuda de más de 600€, que tiene con Endesa. En algunos periodos críticos, recibía entre 3 y 5 llamadas diarias entre lunes y viernes a su teléfono fijo. En sus propias palabras, este acoso telefónico es un “sinvivir” constante que no la deja dormir por las noches.

A este acoso telefónico, hay que sumarle la multitud de cartas que amenazan con emprender acciones judiciales contra las afectadas. Estas comunicaciones suelen incluir un lenguaje jurídico confuso y difícil de entender para la mayoría de la población, que las hace creer que han sido demandadas. En este sentido, hemos llegado a observar que en estos acosos, se adjunta la copia de una primera página de demanda judicial con el nombre y apellidos de la deudora para añadir más presión a esta.

También nos hemos encontrado casos como el de Justa, que debe más de 1.800 euros de luz a Endesa, por facturas impagadas desde 2016, porque con 426 euros no le daba para dar de comer a su familia y además hacerse cargo de las facturas. Justa vino un día a uno de los asesoramientos colectivos de la APE, muy asustada porque su hija había cogido una llamada, en la que se daba a enteder que la llamaban de los Juzgados, transmitiéndole que si en 48 horas no pagaban la deuda con Endesa, irían del juzgado a quitarle los contadores de agua, luz y gas y le embargarían las cuentas. La empresa dejó un teléfono de contacto que pertenecía a Padres-Seixas Abogados, un número que haciendo una simple búsqueda por Internet, se encuentran varios testimonios que denuncian prácticas similares.

A lo largo de las últimas semanas, hemos llevado a cabo una recopilación de los casos que implican empresas y despachos como Collecta, Corporación Legal, GSS, Padres-Seixas Abogados, Conekta o Medina-Cuadros y Asociados. Este último despacho acumula la mayor parte de las quejas de las afectadas y representa el paradigma de este tipo de malas praxis.

Por este motivo, es urgente denunciar, no solo las prácticas abusivas de estas empresas y despachos, sino también la manera de actuar y vulnerar derechos básicos de quienes están detrás de estos acosos, puesto que son empresas como Endesa y Gas Natural, las que subcontratan estos despachos para que les hagan “el trabajo sucio”. Es inadmisible que se asedie, amenace y engañe a las familias, para cobrar deudas que se han generado en situaciones de vulnerabilidad. Por este motivo, la acción ha acabado en el Síndic de Greuges, donde hemos presentado la denuncia de estos casos y además hemos mantenido una reunión con miembros de la institución, para valorar futuros pasos y frenar este acoso y abuso, por parte de estas empresas, que no hace más que agravar la situación de las familias afectadas.

¡Ninguna familia más asediada por las deudas!
¡Vivir sin ser acosadas también es un derecho básico!

¡Ni sed, ni frío ni oscuridad!

#AcosadasPorLasDeudas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone