Logo APE_blanc_header

[Comunicado] La Alianza contra la Pobreza Energética dice basta al inmovilismo de Endesa y ocupa su sede con acciones simultáneas de denuncia en Barcelona, Sevilla, Valencia, Pamplona i Lleida.

Ante los casos de familias vulnerables que han tenido que recuperar una vivienda, la APE aporta más de 30 casos que podrían resolverse hoy mismo y reclama soluciones.

Hoy, alrededor de las 11 de la mañana, la Alianza contra la Pobreza Energética hemos ocupado la sede de Endesa de la Avenida Vilanova nº 12 de Barcelona. No es la primera vez que desde la APE llevamos a cabo una acción de este tipo, pero la negativa permanente de Endesa a dar luz a las familias vulnerables sin discriminación por su régimen habitacional, no nos deja otra alternativa.
Desde la APE hace tiempo que defendemos que los suministros básicos son un derecho, independientemente de la situación habitacional de las familias. Hoy en día, muchas familias que ante la crisis y la precariedad se vieron obligadas a recuperar una vivienda, sufren las consecuencias de no tener garantizado el acceso a los suministros básicos, a pesar de haber intentado pedir el alta y querer pagar sus facturas como cualquier persona. Ante esta necesidad imperante y la emergencia de las familias en situación de vulnerabilidad, Endesa prioriza el lucro y la atención a los clientes de gran valor y que no comporten riesgo. Pero se trata de una cuestión que no puede regirse por las reglas de mercado, como ya se ha defendido desde instituciones como el Defensor del Pueblo en su reciente informe sobre protección de consumidores vulnerables.
Se trata de una problemática que existe en todo el Estado y como tal, es necesario que se haga visible, ante las suministradoras que dan la espalda a estas familias pero también ante la opinión pública. Es por ello que la acción que hoy llevamos a cabo se está dando de manera simultánea en Sevilla, Valencia, Pamplona y Lleida, con un mensaje común para defender y exigir #ContadoresSociales y #DerechoALuz.
La interlocución establecida con Endesa después de nuestra acción en sus oficinas comerciales el pasado 4 de abril no funcionó porque la misma empresa no ha dado respuesta ni ha modificado su postura. En vez de valorar la propuesta que les planteamos, Endesa nos pide algo totalmente inviable, como es hacer firmar un documento a las entidades financieras propietarias de los pisos recuperados, cediendo el derecho de uso de aquella vivienda a sus ocupantes. Evidentemente se trata de una propuesta inviable, ya que si las entidades financieras aceptaran, se regularizarían todas las situaciones de ocupaciones en nuestro país y por lo tanto, tendríamos solucionado el problema de vivienda en España. La propuesta de Endesa pasa la patata caliente a las entidades financieras y se quita de encima toda responsabilidad. Lo que no tiene ningún sentido es que una compañía de electricidad entre a valorar la situación habitacional de las familias, cuando el objetivo para el que ha nacido es hacer contratos de luz a quien lo solicite.
Son muchas las familias que sufren esta situación. No se trata de casos aislados ni de una problemática residual. Estamos ante casos que están, no solo estancados y desatendidos, sino también desprotegidos ante la incertidumbre del corte de suministro. Por parte de Endesa, la única respuesta que reciben las familias, que lo único que quieren es regularizar su situación y pagar sus facturas, son excusas. Endesa podría hacer estos contratos, no hay ninguna ley que lo impida (solo normativa interna), así que es solo cuestión de voluntad.
Es precisamente por este motivo que Endesa nos empuja a hacer una escalada en nuestras acciones. Ante la falta de respuesta, la APE resiste y persiste, y no nos iremos de aquí sin soluciones.
No queremos más palabras o reuniones vacías de contenido. Queremos hechos.
¡Ni sed, ni frío, ni oscuridad!
Alianza contra la Pobreza Energética.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone