Logo APE_blanc_header

[Comunicat] Endesa da la espalda a familias vulnerables y mira hacia otro lado ante la ocupación de su sede en Barcelona

La propuesta de la Alianza contra la Pobreza Energética (APE) de poner contadores sociales a las familias vulnerables en viviendas recuperadas visibiliza una situación de emergencia que Endesa no puede seguir obviando

Barcelona, 5 de abril de 2017

Desde ayer martes a las 11h de la mañana la Alianza contra la Pobreza Energética está ocupando las oficinas centrales de Endesa en Barcelona para reclamar una vez más contadores de luz para las familias que se han visto obligadas a recuperar una vivienda. Durante toda la jornada un centenar de personas de la Alianza y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) hicimos visibles nuestras demandas.

También mostraron su apoyo a la acción de la APE diferentes colectivos en defensa de los derechos sociales y que tienen en común la resistencia, investigación y crítica a las grandes empresas: la Campaña No al TTIP, Aigua es Vida, las Kellys, trabajadores/as del Lote 22 del Aeropuerto de Barcelona, ​​la Xarxa per la sobirania energètica, Ingeniería Sin Fronteras Cataluña o el Observatorio de la Deuda en la Globalización, entre otros.

Endesa no quiso aceptar el servicio de mediación de los Mossos d’Esquadra, y desde las oficinas ocupadas se nos comunicó que hiciéramos llegar la propuesta por escrito. Pero desde la APE ya tenemos la propuesta por escrito, y no solo eso, sino que también hemos aportado los documentos útiles y acreditativos para 4 casos concretos, entre los muchos casos que sufren esta situación. Lo que exigimos es que se atiendan nuestras demandas y se dé una solución a estas familias. Pero Endesa da la espalda a las familias vulnerables y se niega a dar la cara ante las demandas de la APE, sin explicar por qué. Silencio absoluto e inmovilismo, ante una cuestión que requiere una respuesta inmediata.

En el marco de esta acción, como APE hemos impulsado una encuesta, donde han participado 160 familias que participan en nuestros asesoramientos colectivos, y de la que hemos extraído datos alarmantes. Un 70% de estas familias tiene menores a cargo, y un 18% personas mayores o dependientes. Se trata de población vulnerable a quien Endesa está negando derechos básicos. Lo más grave de todo es que Endesa ha cerrado, unilateralmente, el espacio de diálogo que desde la APE abrimos en diciembre del año pasado cuando organizamos una acción de desobediencia pacífica por una familia de Vilagrassa (Lleida) que había recuperado una vivienda y a la que Endesa había cortado la luz. Entonces conseguimos que Endesa pusiera un contador provisional de 2 meses a esta familia a pesar de no tener ningún título sobre esta vivienda, atendiendo a la urgencia del caso y la situación de vulnerabilidad de la familia. Parece, sin embargo, que se trató de una maniobra para el lavado de cara a las puertas de la Navidad. Ahora han dejado de escucharnos y, sobre todo, de escuchar a las familias afectadas.

Es urgente que Endesa deje de poner excusas para abordar estas situaciones y dé respuesta de una vez por todas a este drama social. Además, se trata de familias que quieren regularizar estos suministros y que están dispuestas a pagar por el servicio que se les ofrezca. Precisamente esta regularización ya ha sido posible con las compañías de agua, poniendo contadores solidarios o iniciando un contrato provisional en este tipo de viviendas cuando se trata de familias en situación de vulnerabilidad y ante la petición de Servicios Sociales. Lo que no tiene ningún sentido es que Endesa entre a valorar la situación habitacional de las familias y las aboque a cometer un fraude con los riesgos que ello conlleva.

Lo único que imposibilita que la solución sea posible es la negativa rotunda de Endesa a afrontar esta situación. La forma de hacerlo, desde la APE la tenemos muy clara: voluntad, voluntad y voluntad. Nosotros no queremos que nuestra ocupación en sus oficinas sea indefinida, sino que seguimos exigiendo la reunión para plantear nuestra propuesta que, sabemos, es plenamente viable. Ninguna ley les priva de llevarlo adelante, es una cuestión de normativa interna de esta compañía.

Queremos que Endesa dé luz a todas las familias en situación de vulnerabilidad, sin excusas, sin dilatar más una situación indigna para toda estas personas afectadas.

¡Ni sed, ni frío, ni oscuridad!

#ComptadorsSocials

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone