Logo APE_blanc_header

[Comunicado] Victoria de la APE: el 1 de julio el protocolo de bomberos y APE estará implementado en el cuerpo de bomberos de Cataluña

Ayer nos reunimos, después de dos meses de haberlo solicitado, con el Consejero de Interior, Jordi Jané, y el Secretario General, César Puig y otros directores y subdirectores del Departamento, para plantear una propuesta conjuntamente con un colectivo de bomberos para cuantificar y determinar las víctimas de la pobreza energética.

En Cataluña, solo en 2016, los bomberos de Cataluña apagaron 4.497 incendios domésticos con 29 víctimas mortales. La Generalitat no vinculó ninguna de estas muertes a situaciones de vulnerabilidad o pobreza energética. No existen pues datos oficiales sobre las víctimas de la pobreza energética.

Sin embargo, el sindicato de bomberos en 2014 alertó de que, de los 10 incendios con víctimas mortales que se produjeron en el primer trimestre de 2014 en Cataluña, 6 podían estar relacionados con pobreza energética.

Desde la APE creemos imprescindible no solo cuantificar estas víctimas para dar luz a este drama y buscar soluciones, sino también hacer una labor preventiva y aprovechar las actuaciones que hacen los bomberos en la tarea diaria de intervenciones en hogares (no solo para incendios, también porque una persona mayor ha caído o alguien se ha quedado encerrado en casa, entre muchas otras) para detectar casos de pobreza energética desconocidos aún por la Administración.

La realidad es que aún hoy en día la pobreza energética está muy escondida, muchísima gente todavía no se acerca a Servicios Sociales a explicar que tiene problemas para mantener sus suministros básicos o ni siquiera saben que pueden recibir ayuda y apoyo por su parte. De hecho, la aplicación de la Ley 24/2015 está demostrando que más del 80% de las consultas que las empresas están obligadas a hacer a los Servicios Sociales para pedir informe de vulnerabilidad de las familias que no están pagando son de gente no atendida por Servicios Sociales.

La APE y un colectivo de bomberos del Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat planteamos la propuesta, tanto en el Ayuntamiento de Barcelona como en la Generalitat, para dar luz a estas víctimas ocultas, así como poder hacer esta tarea preventiva de detectar casos de pobreza energética y derivarlos a Servicios Sociales.

La propuesta se concreta en algo tan sencillo como incorporar en los informes que hacen los bomberos unos indicadores 100% objetivables (por ejemplo, si en aquel hogar no hay suministros o los tienen pinchados), y si alguno de los indicadores sale positivo poder derivar el caso a Servicios Sociales.

El Ayuntamiento de Barcelona hace un mes que ya lo ha implementado y solo en este tiempo han detectado 30 nuevos casos.

Esta propuesta hace años que el colectivo de bomberos ha pedido a la Generalitat que se implemente y ayer por fin se logró que la aceptaran. El compromiso del Consejero de Interior fue que a partir del 1 de julio este protocolo estaría implementado, y no solo en el cuerpo de bomberos sino también en el de los Mossos d’Esquadra.

Desde la APE estamos muy satisfechas de esta nueva victoria que significa un protocolo nuevo, que a pesar de ser de sentido común, hasta el momento no se había hecho, y que nos permitirá, por un lado, hacer aflorar y visibilizar las víctimas de la pobreza energética, y por otro, hacer una labor preventiva y de identificación de todas aquellas familias que están sufriendo pobreza energética y la Administración no conoce.

Pongamos luz a la #PobrezaEnergética

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone