Logo APE_blanc_header

[Comunicado] Endesa pone trabas a las familias para que puedan acceder al nuevo bono social

El nuevo bono social del PP deja fuera a la mayoría de personas que sufren pobreza energética y Endesa lo agrava impidiendo tramitarlo en sus oficinas

Barcelona, 23 de noviembre de 2017

Hoy una treintena de familias de la Alianza contra la Pobreza Energética (APE) nos hemos acercado a la sede de Endesa para solicitar el nuevo bono social y la compañía se ha negado a tramitarlo en sus oficinas.

El pasado mes de octubre el gobierno del PP aprobó el nuevo bono social que prevé descuentos de entre el 25% y el 40% en la factura de la luz, y dio un plazo de 6 meses para renovarlo, periodo que expira en abril de 2018. Desde la APE ya hemos explicado en varios comunicados que el nuevo bono social es una medida que vuelve a quedarse corta y a dejar a muchísima gente fuera, no solo porque los requisitos son muy limitantes, sino también porque el trámite burocrático para solicitarlo es muy enrevesado. El Ayuntamiento de Barcelona denunciaba esta semana que el 43% de las familias que atienden no pueden acceder al nuevo bono social. Desde la APE hemos criticado durante todo el proceso de aprobación del nuevo bono social que los baremos de renta son muy bajos, que los límites que se ponen al consumo no tienen en cuenta las características del hogar y que la protección contra los cortes que regula es casi inexistente; y además, traslada la responsabilidad a la Administración pública en lugar de hacerlo a las empresas eléctricas. Sobre todo en cuanto a la protección contra los cortes, el nuevo bono social es una oportunidad perdida de haber ampliado la protección de la Ley 24/2015 en todo el Estado español. También hemos denunciado el mecanismo de financiación y el hecho de que solo lo puedan ofrecer las comercializadoras de referencia, es decir, las 5 grandes, pero que quienes se harán cargo de su coste serán todas las comercializadoras en función del número de clientes. Un mecanismo que parece pensado más para eliminar la competencia de las empresas del oligopolio que para hacer un reparto justo del coste entre las empresas del sector. Por último, desde el principio hemos reclamado que el acceso al bono social pudiera ser automático, al igual que lo es la pérdida de su derecho, pero lejos de buscar una solución automática, el gobierno español ha creado un bono social por el que se tiene que entregar una cantidad importante de documentación y que además, se renovará cada dos años, lo que dificulta aún más su tramitación (Más información en http://pobresaenergetica.es/comunicat-el-nou-bo-social-que-avui-entra-en-vigor-mostrara-aviat-les-seves-llacunes/).

Sin embargo, desde la APE no vamos a permitir que las familias que tengan derecho a acceder a los descuentos que regula el bono social queden sin acceso al mismo. Por este motivo, la APE hemos hecho una infografía donde explicamos claramente quién tiene derecho al bono social y en qué consiste, ya que la información que dan las empresas es del todo ininteligible. En concreto, Endesa ha enviado una carta a todos los usuarios del antiguo bono social para “informar” que pueden pedir la renovación, pero a través de una comunicación que es incomprensible, y que no explica claramente cuáles son los baremos de renta ni la documentación que se debe aportar.

Además hoy hemos podido comprobar que Endesa incumple la obligación que establece el RD de poder tramitar el nuevo bono social en las oficinas de las comercializadoras. El Real Decreto 897/2017 en su artículo 7.2 dice claramente que el bono social debe poder tramitarse en las oficinas del comercializador de referencia cuando éstas existan. Hoy, cuando hemos solicitado acogerse al bono social a una treintena de familias, Endesa nos ha negado la tramitación en sus oficinas y nos ha remitido a tramitarlo, o bien vía Internet, o por correo postal. Con esta actitud Endesa demuestra que no tiene ningún interés en que las personas más vulnerables tengan acceso a este derecho, así como lo demuestra, también, con la escasa información que dan en las oficinas en cuanto a medidas para poder reducir las facturas -ya sea bajando la potencia contratada, modificando la tarifa a discriminación horaria, o aconsejando a las familias vulnerables que estén en el mercado regulado para acceder al bono social. Endesa, una vez más, pone trabas a cualquier medida que implique algún tipo de responsabilidad en la empresa, lo que no nos extraña, ya que en las dos legislaciones anteriores que regulaban el bono social las ha llevado a los tribunales y ha pedido y conseguido su anulación parcial; es probable que no tarde en hacer lo mismo con la nueva legislación del bono social. Endesa no quiere pagar el bono social y no quiere garantizar que las familias tengan acceso porque parece que todavía no ha entendido que aquello con lo que está haciendo negocio es una necesidad básica, un derecho.

¡La APE no vamos a parar hasta conseguir que Endesa respete nuestros derechos!

Escanear 3 Escanear 2

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone