Logo APE_blanc_header

[Comunicado] Endesa pone en peligro la vida de las familias que se han visto obligadas a recuperar una vivienda negándose a hacer contratos de luz

Llevamos tiempo reclamando a Endesa que dé alguna solución a las familias cuya única alternativa para no quedarse en la calle, ha sido recuperar una vivienda. Estamos hablando de familias dispuestas a pagar sus facturas de la luz, pero que Endesa se niega a hacerles un contrato por el simple hecho de no tener una titularidad sobre la vivienda, un requisito que pone la propia compañía y que ninguna normativa les exige pedirlo. De este modo, Endesa deja sin ninguna alternativa a las familias, condenándolas a vivir sin luz o a pincharla, con el riesgo que esto comporta.

Hemos realizado acciones de presión a Endesa para reclamar contratos para estas familias y les hemos planteado soluciones reales, legales y efectivas. La propuesta que planteamos es muy clara: con la entrega de un informe de Servicios Sociales que certifique la vulnerabilidad de la familia, el padrón conforme es su vivienda habitual y el boletín eléctrico que certifica que la instalación eléctrica es segura, es suficiente para hacer un contrato de luz para estas familias mientras se regulariza su situación habitacional. Nuestra propuesta se ajusta a la legalidad y a la realidad que Endesa niega constantemente con su actitud inmovilista.

A raíz de la acción que emprendimos hace exactamente un mes, conseguimos abrir una vía de diálogo con Endesa y tuvimos una reunión el 6/04. Les presentamos nuestra propuesta, pero Endesa continuaba insistiendo en que ellos estaban obligados a pedir la titularidad, pero sin poder argumentar en qué ley se recogía esta obligación a la hora de hacer un alta nueva. Endesa, en lugar de valorar nuestra propuesta, plantea algo totalmente inviable, como hacer firmar un documento a las entidades financieras, propietarias de los pisos recuperados, cediendo el derecho de uso de la vivienda a sus ocupantes. Evidentemente, una propuesta con la que, si las entidades financieras aceptasen, se regularizarían todas las situaciones de ocupaciones en nuestro país y, por lo tanto, tendríamos solucionado el problema de la vivienda en el Estado español. La propuesta de Endesa lo que hace es pasar la pelota al tejado de las entidades financieras y sacarse de encima toda responsabilidad. Lo que no tiene ningún sentido, es que una compañía de electricidad entre a valorar la situación habitacional de las familias, cuando el objetivo para el que ha nacido es hacer contratos de luz a quien lo solicite. En la reunión, Endesa se comprometió a enviar por escrito su argumentación jurídica de por qué no era viable nuestra propuesta, puesto que durante la reunión fueron incapaces de justificarlo legalmente. Un mes después, Endesa nos responde proponiendo una nueva reunión en la cual ya nos avanzan que nos plantearán exactamente lo mismo que en la anterior y sin enviar la argumentación jurídica de nuestra propuesta, incumpliendo el acuerdo al que llegamos. Por lo tanto, desde la APE, entendemos que Endesa no tiene ninguna intención de dar respuesta a las situaciones de las familias que le estamos planteando.

De hecho, solo hay que mirar el plan estratégico 2017 – 2019 de la compañía, que presentaron en noviembre del año pasado, donde uno de sus pilares estratégicos es “excelencia en el servicio al cliente” y donde sus objetivos para lograr este pilar se centran en “conservar clientes de más valor” y “reducir el riesgo de deudas incobrables”. Tenemos claro que para Endesa las familias de las que hablamos no son los clientes de más valor y además las consideran un riesgo para su negocio. https://www.endesa.com/es/sobre-endesa/a201610-estrategia-plan-estrategico.html(pag. 26).

Aun así, les hemos transmitido que cuando tengan intención de valorar nuestra propuesta y hablar de soluciones reales, la APE estará dispuesta a dialogar con ellos.

La APE tenemos muy claro que no cesaremos en nuestras acciones de denuncia, hasta que la empresa tenga la voluntad de implementar nuestra propuesta. Estamos hablando, no solo de familias que tienen derecho a vivir dignamente con sus suministros garantizados, sino sobre todo, de que sus vidas están en juego. Mientras Endesa no dé solución a estas familias, está poniendo en riesgo su vida, condenándolas a vivir sin luz, y utilizando cualquier medio para iluminarse o calentarse, como el uso de velas o pinchar la luz, entre otros muchos métodos que las familias usan ante la desesperación. Desde la APE tenemos muy claro que Endesa es responsable de estas situaciones y emprenderemos todas las acciones que hagan falta para hacer que la empresa cambie su postura.

Ni sed, ni frío, ni oscuridad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone