Logo APE_blanc_header

[Comunicado] Endesa lleva a juicio a una família en riesgo de exclusión residencial

Logo APE_blanc_header

Endesa y la compañía de aguas Riera Cabanyes les reclaman una deuda de más de 3000 euros

Barcelona, 14 de enero de 2017

Endesa y la compañía de aguas llevan a juicio a Carolina porque la acusan de estar enganchada a la luz y el agua y le reclaman más de 3.000 euros.

Carolina vivía en Blanes con su hija en un piso de alquiler hasta que comenzó a tener problemas económicos y no pudo hacer frente al pago de éstos obligándola a abandonar su casa. Pidió realojamiento en la mesa de mergencia de Blanes pero no le dieron ninguna alternativa y se vió obligada a recuperar un piso en Vidreres, propiedad del Banco Santander, con quién actualmente está negociando un alquiler social. Cuando Carolina entró en el piso ya había luz y agua. Ella dispone del informe de riesgo de exclusión residencial y vive con su hija de 18 años que está realizando primero de bachillerato. Como tantas otras familias, Carolina tuvo que recuperar un piso para no quedarse en la calle con su hija porque la administración no le ofrecía ninguna alternativa habitacional. En casos de viviendas recuperadas las compañías suministradoras tampoco permiten regularizar el servicio, por tanto las familias no tienen ninguna opción más que vivir con los suministros pinchados. Endesa no le ha dado ninguna alternativa a la familia.

Y no demasiado contentos con eso, Endesa y la compañía de aguas llevan a Carolina a juicio por una deuda de 1.958,37€ y de 1.191,03€ respectivamente. No sólo es aberrante que las compañías se dediquen a llevar a juicio a las familias que tienen problemas para pagar suministros básicos de luz y agua si no que también lo es la manera en que calculan las deudas. Como las compañías no tienen datos para medir los consumos de las familias hacen cálculos estimados. Endesa hace sus estimaciones calculando que la familia consuma energía durante 7 h al día a la máxima potencia, hecho que es totalmente desproporcionado a la realidad de la mayoría de familias. En el caso de la compañía de aguas, Riera Cabanyes, calculan 330m3 en dos meses, cuando el consumo medio en las comarcas gerundenses es de 182 l/p/d, lo que equivaldría a 21,6m3 en dos meses (calculando que viven dos personas). Es decir, la compañía de aguas está estimando un consumo 15 veces superior al de la media gerundense.

Es una vergüenza que las compañías que hoy en día estan gestionando derechos básicos com el acceso al agua y la luz, en lugar de garantizar el suministro a las familias en situaicón de vulnerabilidad, además, los lleven a juicio. No podemos permitir que las familias que se encuentran en viviendas recuperadas no tengan ninguna cobertura por parte de la Administración ni de las empresas suministradoras; el acceso a los suministros básicos debe estar garantizada para todas las familias en riesgo de exclusión residencial, independientemente tengan o no la titularidad de la vivienda.

Ninguna familia sin agua, sin luz y sin gas

Aliança contra la pobresa energètica

 20170114_comunicado_endesa lleva a juicio a familia vulnerable

Logo APE_blanc_header

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone